lunes, 25 de enero de 2010

III

Tengo las manos dormidas:
se han vuelto ninfa

Mi flor de azahar que transita
parece que está malherida...

No tengo el sol
ni el sonido
ni la poesía

para rezarle un último vuelo
mis labios no bastan,


también estoy rendida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario